Lo primero que me dijo Arantxa al contactarme era que a Luís no le gustaba que le hicieran foto, pero cuando quedamos para hacer un café antes de la sesión me hablo de fotos que les gustarían y, cómo siempre, me doy cuenta que la gente tiene miedo a un tipo de fotos que a mi tampoco me gustan.

Así que fuimos a hacer las fotos al Parc Samà en Tarragona, un lugar especial para ellos. Aunque el sol era intenso y los visitantes abundantes, fuimos encontrando los espacios donde se pudieran mirar sin que molestase nada, para que su mirada quedara bien captada, para que se pudieran ver y sentir en una burbuja que se olvidará de mi cámara y del mundo.

Espero que os guste el resultado.

➡ Recordad que si os casáis y queréis una preboda como esta tenéis la información y el contacto aquí o una sesión de pareja natural y divertida aquí o directamente en 📧hola@lifenlovestories.com y hablamos.