Ismael y Marcelo son sinceros y saben muy bien lo que quieren. Cuando quedé con ellos para hacer un café me dijeron «mejor unas cervezas», esto ya me dijo mucho de ellos y en el buen sentido. Ismael fue el que me dijo que le costaba esto que le hicieran fotos y a Marcelo le encantaba. Me engañaron un poco porqué el día de la sesión, en medio de Barcelona, mientras pasaba gente a nuestro alrededor (no mucha porque escogí espacios donde esta toda más tranquilo), fue Marcelo al que le costó estar relajado y Ismael estaba como en su casa. Pero bueno, eso es lo que me gusta, que haya sorpresas, que juguemos, encontrar el camino para que todos lo pasemos bien y que estemos relajados. Al final, como no, todo acabó con unas cervezas en la mano. Un placer captar a dos personas que se quieren con locura, espero que os guste este resumen de la sesión.

➡ Recordad que si os casáis y queréis una preboda como esta tenéis la información y el contacto aquí o una sesión de pareja natural y divertida aquí o directamente en 📧hola@lifenlovestories.com y hablamos.